Quiénes somos
Imagen de cabecera

Razones para la compra de viviendas.

10/07/2012

Vivimos tiempos llenos de incertidumbre motivados por las continuas noticias económicas que invaden los periódicos y las televisiones, en relación a la economía de nuestro País, que hacen que dudemos continuamente, si es el mejor momento o no para adquirir una vivienda. Tal vez la duda nos asalta y pensamos, ¿nos concederán la hipoteca?, ¿podremos hacer frente al pago de la misma?, ¿tendremos suficiente para la entrega?.

Todas estas cuestiones pueden hacernos desistir y posponer la compra para un momento mejor. Pero la pregunta que debemos hacer: ¿Vamos a destinar la vivienda a vivienda habitual o vamos a efectuar la compra como inversión?. Tal vez esa sea la clave que nos puede ayudar.

Lejos de querer influir en la decisión del lector, objetivamente tenemos razones para recomendar la compra de viviendas nuevas. Fundamentalmente te mostramos cinco razones que a nuestro juicio debes tener en cuenta:

1.- Los precios del mercado están ajustados, lo que permite adquirir viviendas de calidad a precios muy competitivos. No proveyéndose que pueda producirse una caída de los precios de viviendas de nueva construcción, ni a corto ni a largo plazo. Fundamentalmente porque en la actualidad se está empezando a equiparar la oferta de viviendas nuevas con la demanda existente de este producto. La previsión a medio plazo es de un aumento importante del precio de la vivienda nueva, si tenemos en cuenta que la construcción de nuevas promociones es prácticamente nula, esto supondrá que cuando se hayan vendido las viviendas terminadas (mayoritariamente en manos de los bancos), se estabilice el mercado laboral y financiero y repunte la demanda, nos encontraremos que, no existirá oferta que cubra la demanda y por tanto aumenten los precios.

2.- Si tu vivienda va destinada a vivienda habitual, ¿Por qué preocuparte por si van a bajar o subir los precios en el futuro?. En este caso recomendamos que la vivienda que adquiera se ajuste a sus necesidades, en cuanto a dimensiones, calidad, ubicación, etc.  Estos parámetros previsiblemente influirán en su calidad de vida. No olvidemos que la compra de la vivienda seguramente marcará el discurrir de su vida y los que le rodean.

3.- Si la compra de vivienda va destinada como inversión, tenga presente que en la actualidad se han frenado todos los desarrollos urbanísticos periféricos de las ciudades dándose valor a las zonas consolidadas o parcialmente consolidadas, por tanto con vistas a un futuro a corto plazo, teniendo presente el ajuste de los precios, parece razonable la apuesta. No podemos olvidar las tempestades a las que está sometida la banca y el sector financiero.

4.- Con respecto al tratamiento fiscal, este año es posible la deducción en la declaración de la renta de las cantidades invertidas en vivienda habitual. Proveyéndose que en los próximos meses estas ventajas fiscales desaparezcan, al igual que la subida inminente del IVA.

5.- Por último, recomendar a todos los posibles compradores de vivienda, que la adquisición de viviendas nuevas, en urbanizaciones con amplias zonas destinadas al esparcimiento, dotadas de zonas verdes, anchos viales, y bien comunicadas son siempre una inversión económica segura y una inversión personal y humana muy recomendable para usted y los que le rodean.

No es cuestión de precio, ni de garantías. Simplemente es cuestión de calidad de vida…

Enviar un comentario
Su email no será publicado

¡Haz el primer comentario!

Imagen icono RSSSuscríbete

Entradas recientes

Ver todas las entradas